La Oralidad como elemento del rescate de la
historia regional en el poblado de San Lázaro
de Trujillo
Jored LINARES*, Jesús MONTERO*
Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt”
joinares@gmail.com, jamvelandia@gmail.com
Resumen
Las poblaciones están en la obligación de promover su legado, su historia, su acervo cultu-
ral, ya sea por medio de sus particularidades sociales, religiosas, ancestrales, económicas y
políticas. Partiendo de esta premisa es necesario que la historia regional se difunda a través
de la oralidad, de escuchar de sus propios pobladores, los mitos, leyendas, e incluso parte
de la historia de sus comunidades que se creía muerta y que de alguna manera no se registró
en documentos históricos. Es así como en este primer papel de trabajo, que forma parte de
un proyecto de investigación, se pretende rescatar la Historia Regional en el estado Trujillo
(Venezuela) a través de la Oralidad y como punto de partida se tomo el poblado de San Lá-
zaro, por lo tanto el tipo de investigación se realiza desde el paradigma naturalista- interpre-
tativo mediante entrevistas semi estructuradas realizadas bajo un enfoque multimétodo.
Palabras claves: Oralidad, Historia, Cultura, legado
Orality as rescue element of regional history in the town
of San Lázaro de Trujillo
Abstract
Populations are obliged to promote his legacy , its history, its cultural heritage , either
through their social, religious , ancestral , economic and political peculiarities. Based on
this premise is necessary that the regional history is spread through oral tradition , to
listen to their own people , myths , legends, and even part of the history of their commu-
nities believed dead and that somehow not he recorded in historical documents. us in
Perspectivas: Revista de Historia, Geografía, Arte y Cultura
Año 4 N° 7/ Enero-Junio 2016, pp. 70-84
Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt
ISSN: 2343-6271
* Docentes e investigadores de la Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt”, sede
Trujillo. Adscritos al Laboratorio de Investigaciones en Ciencias Sociales y Productivas de la
Región Andina (LICSPRA).
Recibido: 30/07/2015
Aceptado:15/10/2015
ILa Oralidad como elemento del rescate de la historia regional en el poblado de San Lázaro de Trujillo
Jored LINARES, Jesús MONTERO
71
this rst working paper , part of a research project is to rescue the Regional History in
Trujillo state (Venezuela) through orality and as a starting point the town of San Lazaro
took therefore the kind of research is done from the interpretive naturalist paradigm
through semi-structured interviews conducted under a multi-method approach.
Keywords: Orality, History, Culture, legacy.
Introducción
Desde los orígenes de la humanidad, las personas han narrado sus hechos,
hazañas, cultura, también, tradiciones de generación en generación, las co-
munidades van construyendo sus conocimientos mediante la oralidad. Está
en la historia regional concierne a una perspectiva particular del mundo,
debido que en sus manifestaciones presenta un carácter dinámico; Briceño
(1989:179) lo enuncia como “…no es como entienden muchos un concepto
estático que lleva a mirar ciegamente hacia valores y sistemas pretéritos. Tra-
dición es por el contrario, comunicación, movimiento, discurso….
En el caso de Venezuela, nuestras raíces parten de lo oral; esto cobra es-
pecial importancia en la columna cultural aborigen; es por ello, que nuestro
arraigo presenta características culturales muy particulares, las cuales se ma-
niestan en su pensamiento o acción, en su quehacer y su historia. Ahora
bien, por supuesto que la tradición oral puede ser considerada materia do-
cumental en la investigación para la historia regional, si partimos de que los
medios de una investigación de esta índole son los documentos, registros,
videos, grabaciones, entre otros. Cuya mayor parte lo constituye la comuni-
cación de las personas entre sí (Moniot, 1974).
La oralidad en la historia regional no es algo encajado al último momento.
El fenómeno del auge de la historia regional dentro del campo de la
historiografía no es algo encajado al último momento. Ella tiene su
razón de ser la historia regional dentro del campo de la historiografía
no es una cuestión aleatoria producto del capricho de última hora.
Obedece a varias razones principales. Una de ellas es la realidad mis-
ma de lo que son llamadas historias “nacionales” venezolanas, que de
nacionales tienen poco por haber limitado el campo de acción a los
grandes ritmos generales y haber puesto la vista fundamentalmente
en la región central sede del poder político y por lo tanto escenario
de las hazañas y tropelías de los grandes héroes o de los grandes villa-
nos de nuestro devenir histórico (Ortega, 1977:18).
Perspectivas. Revista de Historia, Geografía, Arte y Cultura de la UNERMB
Año 4 N° 7/ Enero-Junio 2016 / ISSN: 2343-6271
72
Sobre la base de las consideraciones anteriores, enfocándonos en Trujillo
especícamente en San Lázaro de la parroquia Andrés Linares, abandonar la
oralidad es algo imperdonable; no solo porque se obvian los basamentos de esa
cultura, además de su aporte historiográco, sino porque desconocer el inmen-
so legado de tradición oral despoja a las personas de valiosas herramientas para
rescatar, conocer y fortalecer la historia regional. Del planteamiento anterior
se deduce, que la oralidad es primordial para la construcción de los conoci-
mientos de los pueblos, debido que proporciona pilares en los que han de res-
paldarse para conocer los sucesos u acontecimientos que muchas veces han sido
obviados de la documentación escrita, además se relaciona con el ámbito más
amplio de la interpretación histórica ya que sus antecedentes van enmarcados
en los eventos del tiempo, en las características de la localidad, región y país.
1. Metodología
Este artículo se fundamenta desde el paradigma naturalista- interpretati-
vo con un enfoque multimétodo, que según Ruíz (2008: 17) es una estrategia
de investigación en el que se utilizan dos o más procedimientos para la inda-
gación sobre un mismo fenómeno u objeto de estudio, para ello se ejecutó un
diseño de campo, de igual manera, el instrumento utilizado lo constituye la
entrevista semi estructurada elaborada con un guión básico de 24 preguntas.
2. Fundamentos Tricos
Esta investigación es relevante, pues sirve de apoyo a investigaciones pos-
teriores acerca de la problemática aquí planteada, así como también a otras
que guarden relación con ésta. Por tal motivo, es indispensable contar con in-
vestigadores y estudiantes para que den a conocer el legado histórico-cultural
del estado Trujillo, además de rearmar la identidad regional, partiendo del
análisis e interpretación de fuentes orales y documentales, para contribuir
con la construcción de los conocimientos de las comunidades a través de su
cultura, tradiciones, folklore, entre otros.
Esto nos remonta al pensamiento de Mario Briceño Irragory cuando men-
cionaba “buscar las raíces históricas de la comunidad es tanto como contribuir
al vigor de los valores que puedan compaginar el destino y el sentido del país na-
cional” seria aportar y ayudar a consolidar la identidad que constituye la esencia
de una región o de un país comprometido con su acervo cultural. Es por ello que
la justicación de esta investigación se fundamenta desde varios puntos de vista.
ILa Oralidad como elemento del rescate de la historia regional en el poblado de San Lázaro de Trujillo
Jored LINARES, Jesús MONTERO
73
Desde el punto de vista teórico; permitirá estudiar algunas teorías sobre
la Oralidad y la Historia Regional (Briceño 1989), (Cuevas y Linares, 2010),
(Moniot, 1974), (Ortega, 1977), (Rengifo, 2006), (Terán y Otros, 2013), en-
tre otros. Con relación a esto la oralidad en los pueblos es de vital importancia,
puesto a que por medio de ella se difunde la historia y cultura de estos, perte-
nece a un punto de vista del mundo, a una cultura que podría conceptualizarse
como “espacio comunicativo” y que en sus manifestaciones presenta un carácter
dinámico (González, 1998:21). Con relación a éste, señala Civallero (2004: 4),
La oralidad admite el traspaso de un formidable torbellino de conocimientos,
muchos de ellos productos de la experiencia almacenada a través de generacio-
nes, o evidencias de experiencias propias únicas e irrepetibles.
La relevancia que este ujo del discernimiento tiene para la vida social,
cultural y espiritual de los pueblos privados de letras sean aborígenes, rurales,
campesinos, entre otros, es incuestionable; es por ello, que “la voz se ha con-
vertido en la principal difusora del saber”.
De igual manera, Cuevas y Linares (2010: 6-7), mencionan que la didáctica
de la historia, procedimiento y técnica se apoyan en múltiples elementos, como
es el caso de los “libros vivientes, no obstante, en algunas localidades no se ha
llevado un registro escrito de los acontecimientos propios de los pueblos, como
son los datos de su fundación, personajes, tradiciones, costumbres, acervo cul-
tural, entre otros; si no la presencia de los ya mencionados libros vivientes que
mantienen las vivencias de generación en generación a través de la oralidad.
Es por ello que estos personajes son los testimonios sobre los que se pre-
serva la memoria colectiva de los pueblos, dotados con competencias y habi-
lidades propias. En consecuencia, este proyecto se fundamenta en el Plan de
la Patria (2013-2019: 31) en el objetivo nacional 5.3. Defender y proteger el
patrimonio histórico y cultural venezolano y nuestro americano. Asimismo,
se ampara en el capítulo VI de la Constitución de la república Bolivariana de
Venezuela en sus artículos 98, 99 y 100 donde se mencionan los Derechos
Culturales y Educativos, en consonancia con la Ley Orgánica de Educación
en su artículo 15 “Fines de la Educación” en el n nº 3 que dicta:
Formar ciudadanos y ciudadanas a partir del enfoque geohistórico
con conciencia de nacionalidad y soberanía, aprecio por los valores
patrios, valorización de los espacios geográcos y de las tradicio-
nes, saberes populares, ancestrales, artesanales y particularidades
culturales de las diversas regiones del país energético y especial-
mente hidrocarburífero. (LOE, 1977:18).
Perspectivas. Revista de Historia, Geografía, Arte y Cultura de la UNERMB
Año 4 N° 7/ Enero-Junio 2016 / ISSN: 2343-6271
74
También se sustenta en el programa de geohistoria regional y local del
proyecto: ciencias sociales de la UNERMB, presentado por el profesor Rixio
Romero de dicha casa de estudios. Es así como la fundamentación e impor-
tancia desde el punto de vista práctico, se debe a que por medio de esta, los
investigadores realicen otros trabajos relacionados con el tema en estudio.
Por otro lado, esta investigación es parte de los esfuerzos realizados en la
línea de investigación: Identidad Regional y Local Trujillana, línea adscrita al
Laboratorio de Investigación en Ciencias Sociales y Productivas de la Región
Andina (LICSPRA) del Programa Educación, Proyecto Ciencias Sociales y
al Centro de Estudios Sociohistóricos y Culturales de la UNERMB.
3. San Lázaro: Orígenes
Este pueblo emblemático de la región andina debe su epónimo al santo
patrón de los pobres San Lázaro, fue fundado en el año 1640, por el obispo
Mauro de Tovar; siendo la cuna del héroe independentista Andrés Linares,
aguerrido luchador apodado el “Sansón Trujillano” quien;
(…) en el año 1813 se incorporó en calidad de soldado raso en la
división que venía desde Nueva Granada al mando del coronel
Atanasio Girardot y del mayor Rafael Urdaneta. El 13 de junio
intervinieron en la acción librada por esta división contra la del
brigadier Correa en los Cuarteles (camino de Carache), seguida-
mente se batieron en las dos acciones libradas en los días 18 20
en Llano Matías y Agua de Obispo. En esta breve pero fecunda
campaña recibe el grado de sargento. En la misma división, hizo
la campaña sobre Guanare y Barinas, y luego sobre San Carlos y
Valencia, combatiendo en la gloriosa acción de Taguanes, ganada
por el Libertador. Intervino en la campaña sobre la Plaza de Puerto
Cabello. Ya elevado a Capitán efectivo, e incorporado en la colum-
na de Palacios, se batió en la Acción de Araure al mando de Simón
Bolívar, por cuya esforzada conducta, este le conrió el grado de
Teniente Coronel (Linares, 1988:09).
Con respecto a las respuestas estructuradas en las entrevistas algunos ha-
bitantes de esta comunidad se sentían orgullosos e identicados con el e-
nimo de esta parroquia debido a la gran carga patriótica y el valor histórico
del coronel Andrés Linares. Por otro lado, San lázaro tiene sus orígenes desde
la Encomienda del Sargento Mayor Don Gerónimo Sanz de Graterol Saave-
ILa Oralidad como elemento del rescate de la historia regional en el poblado de San Lázaro de Trujillo
Jored LINARES, Jesús MONTERO
75
dra, cuando le correspondió por derecho de conquista, “el Señorío de estas
tierras. No es de dudar que las extensiones de terreno ocupadas hoy por la
parroquia “Andrés Linares”, fuera habitada mucho antes por aborígenes per-
tenecientes a las etnias Tirandáes y Chachues, pero estos fueron desplazados
por manos de la colonia española.
Ya para el 9 de junio de 1824 el pueblo de San Lázaro en conjunto con
las localidades y sectores aledaños como: Sabaneta, el Sapal, Santiago, la Pe-
dregoza, entre otros, entran en la categoría de Parroquia en honor a su prócer
le asignan el epónimo de “Andrés Linares” en Existe una corriente emigrante
de origen italiano que desde el año 1874, llegó a estos poblados mezclándose
con sus habitantes y que contribuyeron con los avances y transculturación
de estas tierras entre los que destacan apellidos como: Mazzari, Ricci, Garbi,
Gimnari, Paolini, entre otros. En este particular, la colonial población de San
Lázaro se encuentra a unos 22 kilómetros de la ciudad capital a 810 msnm,
pertenece orográcamente a la Sierra de las Calderas, uno de los dos ramales
de la Serranía de Trujillo, cuya mayor elevación la constituye la “Teta de Ni-
quitao” a 4006 msnm; (Linares 1988: 6).
Imagen 1: Pueblo de San Lázaro (2015).
Fuente: Linares y otros (2015).
Perspectivas. Revista de Historia, Geografía, Arte y Cultura de la UNERMB
Año 4 N° 7/ Enero-Junio 2016 / ISSN: 2343-6271
76
3.1. Límites de la población
San Lázaro pertenece a una de las 93 parroquias del estado Trujillo, don-
de colinda con otros poblados y áreas limítrofes, donde por el norte. Limita
con la parroquia Chiquinquirá, desde la desembocadura de la Quebrada la
Musú o Quebrada El Cedro en el Río Jiménez, por las aguas de dicha que-
brada hasta su nacimiento, luego continua rectamente pasando por el Alga-
rrobo, hasta ponerse frente al Moro, seguidamente hasta la desembocadura
de la Quebrada de Montero donde concurren los caminos de la Macarena,
Peña de la Virgen y Sabaneta. Asimismo, limita por el este con la parroquia
Monseñor Carrillo, desde el sitio antes mencionado se sigue el camino que
va hasta la Pedregoza, pasando al lado de la “Caja de Agua” hasta llegar a la
Quebrada de las Moras. (VI semestre de Ciencias Sociales UNERMB 2015)
De igual manera limita por el sur con el municipio Urdaneta hasta en-
contrar el Riecito, hasta el Sanjón de las Guardias de aquí en adelante se une
aguas abajo con la Quebrada El Burrero. Y por el oeste limita con la parroquia
Carvajal del Municipio San Rafael de Carvajal; se sigue por las aguas abajo
hasta la desembocadura de la Quebrada El Cedro. (VI semestre de Ciencias
Sociales Unermb 2015).
Imagen 2: Pueblo de San Lázaro (2015).
Fuente: Linares y otros (2015).